Cómo limpiar paños de cocina y repasadores percudidos y manchados
Home / Hogar / Cómo limpiar paños de cocina y repasadores percudidos y manchados ¡quedaran como nuevos!

Cómo limpiar paños de cocina y repasadores percudidos y manchados ¡quedaran como nuevos!

Es normal que, con el transcurso del tiempo, nuestros paños de cocina y los repasadores terminen adquiriendo un color amarillento. Por más que los laves, estos van a seguir del mismo color y seguramente estés pensando en tirarlos.

En este artículo te vamos enseñar algunos trucos para lavarlos y lograr que se parezcan a su color original. Con estos métodos, obtendremos un resultado perfecto a tal punto de que van a parecer recién compradas del supermercado.

Te recomendamos: Cómo hacer jabón tipo Ariel premium, de alta calidad y económico

Consejos para blanquear trapos de cocina

Un error muy común es lavar estos trapos y repasadores todos juntos en el lavarropa. Por más que los lavemos varias veces, estos no van a librarse de las manchas más difíciles. Por eso, tenemos que lavarlos por separado.

Sabiendo esto, ya podemos decirte estos 2 trucos para lavar tus paños y repasadores:

Use jabón blanco o de coco para quitar manchas

Por lo general, estos trapos tienen manchas amarillentas y grasa vieja. Para lavarlos, se recomienda utilizar jabón blanco y dejarlos en remojo por unas horas. Esto ayudará a remover las manchas más amarillentas.

También podemos utilizar jabón de coco, un poderoso desengrasante. Simplemente dejamos en trapo en un recipiente con agua tibia por unos minutos. Luego tenemos que pasar el jabón por todo el trapo o repasador, volver a dejarlo minimo 1 hora en el agua, fregamos y enjuagamos

Use jabón en polvo para quitar las manchas

Si el método anterior no funcionó, o no dejo tus trapos bien blancos, necesitamos algo un poco mas potente. Para este producto de limpieza, mezclaremos los siguientes ingredientes en un balde: 1 litro de agua, 1 vaso de jabón en polvo, 4 cdas. de lavandina. Mezclamos un poco y reservamos.

Agarramos los trapos y los pasamos por agua tibia. Luego tenemos que enjabonar con el jabón blanco o de coco y fregamos con fuerza, haciendo hincapié en las manchas.

Después sumergimos estos trapos en la mezcla que reservamos anteriormente y lo dejamos reposar unas 2 horas.

Pasado el tiempo simplemente fregamos y enjuagamos. Es importante escurrirlos bien y luego dejarlos en el sol hasta que se sequen.

¡Y listo, ya tenemos nuestros trapos y repasadores libres de manchas!.

¡Recomendado!

Cómo reparar las persianas estropeadas de tu casa

Las persianas son una parte importante del hogar ya que, gracias a ellas, nos resguardan ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.