Romulo y Remo Leyenda - Raza Italiana - Leyenda de Romulo y Remo
Home / Historia Italiana y sus Leyendas / Leyenda de Romulo y Remo

Leyenda de Romulo y Remo

ROMULO Y REMO

Según la leyenda romana, los hermanos gemelos Romulo ​ y Remo fueron los fundadores de Roma. Al final sería solo Rómulo quien la fundaría, convirtiéndose en su primer rey. Aunque la historia fija el origen de la ciudad a finales del siglo VII a.C., invalidando por completo el mito, la leyenda de los gemelos amamantados por una loba siempre tendrá validez cultural.

Historia de la Leyenda de Romulo y Remo

La historia comienza con el rey de Alba Longa, una ciudad de Lacio, de nombre Numitor. Este fue destrozado por su hermano Amulio, debido a que lo expulsó de la ciudad y mató a todos sus hijos varones, salvando la vida de su única hija, Silvia.

Para que ella no concebiría hijos, la obligó a convertirse en sacerdotisa de la diosa Vesta, conservando su virginidad.

Sin embargo, un día mientras Rea Silvia dormía, el dios de la guerra, llamado Marte, al verla se deslumbró y la poseyó, como consecuencia tuvo dos hijos gemelos de nombres Rómulo y Remo. Pero por temor al rey Amulio, colocó a sus bebes en una cesta sobre el río Tiber, con el fin de salvarlos.

La cesta siguió su curso hasta que una loba los encontró, protegió y amamantó. Luego fueron recogidos y cuidados por el pastor Fáustulo y su mujer, Aca Larentia. Pasaron los años y los gemelos crecieron, descubrieron su verdadero origen y la tragedia que sufrió su familia.

Por lo cual, tomaron la decisión de regresar a Alba Longa, para dar muerte a Amulio y que su abuelo Numitor recupere el trono. Luego de concretar el plan, recibieron agradecimiento y se les concedió territorios al noroeste de Lacio. 

Romulo y Remo
Leyenda de Romulo y Remo

Mito de lo Gemelos

Par el año 753 a. C. los gemelos fundaron una ciudad en una llanura del río Tiber, precisamente donde la cesta los embarcó muchos años atrás. Para esta ocasión especial siguieron la tradición etrusca:

Hicieron que dos bueyes blancos con arado y excavaron un surco, sobre el mismo construyeron las murallas de la ciudad. Con un juramento establecido de matar a cualquiera que las traspasara. En aquel momento no decidieron un nombre a la nueva ciudad, por lo que decidieron que lo elegiría  aquel que avistase más pájaros.

Por un lado, Rómulo vio 12  aves, mientras que Remo alegó ver solo 6, asegurando haberlas visto primero. Este asunto suscito una fuerte discusión que impulsó a Rómulo a acabar con la vida de Remo, al estilo Caín y Abel. 

Luego de esta tragedia, comenzó a construir las murallas de la ciudad en el monte Palantino y la denominó Roma. Como único soberano de la región, Rómulo creó el senado y dividió la población en treinta congregaciones. Aceptando refugiados, libertos, esclavos, prófugos, entre otros. Todos con el propósito de poblar la flamante Roma.

¡Recomendado!

Roca de los amantes eternos: una leyenda de Catania

Leyendas de ITALIA cortas Si hay algo que tiene las Leyendas de Italia cortas, es ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.