Buñuelos de naranja ¡Un dulce tradicional de la Abuela y deliciosamente tierno!
Home / Recetas de cosas dulces / Buñuelos de naranja ¡Un dulce tradicional de la Abuela y deliciosamente tierno!

Buñuelos de naranja ¡Un dulce tradicional de la Abuela y deliciosamente tierno!

Buñuelos de naranja, sin duda alguna una receta tradicional de todos los tiempos que nos recuerdan a nuestras abuelas y sus tiernas recetas.

También van perfectas en una mesa dulce, de hecho no puede faltar en las ocasiones especiales, como cumpleaños, desayunos, meriendas, entre otros momentos ideales para disfrutar de estos riquísimos buñuelos.

Su tierna textura los hacen irresistibles y cuando es época de cítricos, una combinación para aprovechar y degustar. Incluso la forma de los buñuelos pueden cambiar según cada lugar del mundo, sin embargo su sabor delicioso es único.

La receta no es para nada complicada, ni tiene secretos, lleva pocos ingredientes, la clave es el jugo y la ralladura de la naranja le aportará un sabor impresionante a fruta bien natural.

Solo debemos manejar la cantidad de huevos según sus tamaños, por ello la textura que debemos alcanzar de la masa es similar a la crema pastelera espesa.

Veamos a continuación los ingredientes que se requieren y el paso a paso de toda la elaboración:

Buñuelos de naranja, un dulce tradicional de la abuela

Ingredientes

  • 200 ml. de Jugo de naranja
  • 20 ml. de Leche
  • 80 gr. de Manteca sin sal (preferentemente)
  • c/n de Azúcar para rebozar
  • Ralladura de naranja
  • Sal
  • 180 gr. de Harina de trigo
  • 4 gr. de Levadura química
  • 3 Huevos
  • c/n de Aceite de oliva o girasol para freír

Cómo hacer buñuelos de naranja

  1. Para empezar, ponemos a calentar en una cacerola la manteca junto al jugo de naranja, colado previamente. También le incorporamos la ralladura de la fruta pero sin la parte blanca, la leche y el azúcar, removemos hasta que se forme una mezcla homogénea.
  2. Por otro lado, mezclamos con una varillas si así lo deseamos los ingredientes secos, como la harina con la levadura y la sal.
  3. Cuando observamos que rompa a hervir, lo apartamos de la hornalla y le vertemos la mezcla de harina, removemos con energía hasta que se incorpore todo.
  4. Después lo pasamos a otro recipiente para que se enfríe y comenzamos a añadir los huevos pero uno por uno, mientras vamos removiendo para que se integren pero vamos observando la consistencia de la mezcla.
  5. Recordemos, la consistencia que debe adquirir es similar a la crema pastelera espesa, obviamente va a espesar mucho más cuando se deja enfriar. 
  6. Tengamos presente que con el último huevo, lo batimos previamente y lo añadimos de a poco según sea necesario. Incluso podemos taparlo y dejar reposar durante unos 30-60 minutos para que se obtenga una mejor consistencia.
  7. Mientras preparamos todo para freír, ponemos a calentar el aceite en una sartén amplia hasta que alcance una temperatura de 160-170º C. Vigilar que no vaya a humear, mientras tanto preparamos una fuente con papel absorbente y un plato con azúcar para rebozar los buñuelos a gusto.
  8. Una vez que alcanza la temperatura adecuada, vamos a tomar 2 cucharas y las mojamos en aceite, de esta forma será más fácil recoger la porción de la mezcla de forma redonda y sumergirla en aceite hasta dorar de ambos lados.
  9. Observaremos que a medida que colocamos los buñuelos en el aceite se caen hasta el fondo y luego suben, de esta manera se ira cocinando en su interior aunque se hinchen. Debemos vigilar mientras se fríen, a veces se dan vuelta solos. 
  10. Para terminar, a medida que se van dorando, los sacamos del sartén y dejamos que se escurran el exceso de aceite en la fuente con papel absorbente. Luego rebozamos con azúcar los buñuelos calientes pero con cuidado y los dejamos en la fuente mientras terminamos de hacerlos a todos.

¡Ya tenemos listos para servir y degustar esta delicia tradicional de Buñuelos de naranja como lo hacían nuestras abuelas!

 

Recomendaciones:

Una recomendación de como acompañar estas delicias dulces podría ser, con un buen chocolate caliente a la taza, ya sea espeso o ligerito a gusto. Pero también se sugiere para los mayores acompañarlo con una copa de vino dulce o un rico licor, o bien con el tradicional delicioso café.

Como última recomendación, la temperatura del aceite al momento de freír es muy importante para que no se hinchen rápidamente los buñuelos dorándose por fuera pero estando crudo en su interior. El aceite de oliva virgen extra o de girasol, está perfecto para freír.

 

¡Recomendado!

¡Gelatina mosaico con queso crema! Paso a paso como hacer esta deliciosa receta

¿Estás buscando un postre que sirva para todo? Entonces, esta deliciosa gelatina mosaico con queso ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.