Rellenos para Ravioles - Receta de los 5 Rellenos para ravioles caseros
Home / Tipos de pastas Italianas / Receta de los 5 Rellenos para ravioles caseros

Receta de los 5 Rellenos para ravioles caseros

RELLENOS para RAVIOLES

5 Rellenos para Ravioles Caseros

Rellenos para Ravioles. Sin duda alguna, los Ravioles caseros son uno de los platos favoritos del mundo. Por lo que es indispensable tener siempre a mano alguna receta para prepararlos en casa.

Según la historia, la palabra raviolli hace referencia a todo tipo de pasta rellena que comúnmente se prepara en forma cuadrada.

Los ravioles son una pasta delgada que envuelve a un relleno y que después que hierven, se sirven con una salsa o caldo. Los rellenos son tan diversos que van desde la ricotta, verduras hasta carnes y varían según la región.

Ciertamente los ravioles son un representante delicioso de la gastronomía Italiana y son perfectos para consentir todos los paladares.

A continuación veremos 5 tipos de rellenos diferentes de ravioles:

Para empezar hagamos primero la masa casera para los ravioles y luego veremos los distintos rellenos que podemos preparar.

Para la masa:

Ingredientes

  • 300 gr. de Harina 0000
  • 3 Yemas
  • 1 pizca de Sal
  • 1 cda. de Aceite
  • 100 cc. de Agua

Preparación

  • Comenzamos con la harina tamizada y la volcamos en una mesada en forma de corona, hacemos un hueco en el centro y agregamos las yemas de huevo, la pizca de sal, el aceite y el agua de a poco.
  • Luego integramos los ingredientes desde el centro hacia afuera y agregando de a poco la harina de los bordes.
  • Tenemos que formar una masa suave y lisa que vamos amasándola durante unos 10 minutos.
  • Finalmente hacemos un bollo, lo cubrimos con film y dejamos descansar en la heladera durante unos 30 minutos aproximadamente.
rellenos para ravioles
Rellenos para Ravioles Caseros

Rellenos para Ravioles, 5 gustos:

Ravioles de Espinaca

Los ravioles rellenos tienen a la espinaca o la acelga como una de las protagonistas exclusivas de lo que va dentro de la masa. Es que queda realmente bien y la tradición así lo demanda.

  • Sofreímos una cebolla grande en una sartén con un chorrito de aceite de oliva o bien con un trocito de manteca, también le agregamos 2 tazas de espinaca cocida bien picadita, salpimentamos y añadimos un toque de nuez moscada.
  • Continuamos agregando 1 taza de ricota, mezclamos todo muy bien, probamos y rectificamos algún ingrediente a gusto.
  • Luego rallamos un poco de queso parmesano sobre el relleno, seguimos mezclando y le añadimos 1 huevo apenas batido. Este último es un truco que además va a gusto, al igual que una lata de paté foie, es opcional. Reservamos.

Ravioles de Pollo

Se puede utilizar pollo desmenuzado y sazonado, para hacer tan solo ravioles de pollo solamente. Ideales para quienes prefieren la carne de pollo como relleno exclusivo de los ravioles.

  • Comenzamos desmenuzando la pechuga, mientras sofreímos la cebolla y un morrón rojo bien picados. También salpimentamos, le agregamos algunas hierbas como tomillo, perejil, entre otros. Añadimos un huevo, un poco de queso rallado y hasta podemos agregar un poco de jamón picado. Todo lo colocamos en el vaso de la procesadora y trituramos bien.
  • Procesamos hasta que quede como una pasta y la dejamos lista para rellenar los ravioles, reservamos.

Ravioles de Ricota

Otro clásico de los ravioles es el relleno de ricota, es el típico queso italiano que le da un sabor suave y neutro a la vez. Sin embargo, es riquísimo y muy tentador como plato especial.

  • Utilizamos 2 tazas de ricota y le añadimos sal, pimienta, nuez moscada, un poco de tomillo y orégano. También le incorporamos 100 gr. de queso parmesano rallado, 100 gr. de nueces picadas y además 1 cebolla pochada, mezclamos bien el relleno de ricota y ya lo tenemos listo. Reservamos.

Ravioles de Calabaza

A la hora de comer pastas saludables son muy elegidos, además de la combinación con queso que lo hace más sabroso. 

  • Comenzamos cortando la calabaza por la mitad y eliminamos la pulpa, y cortamos porciones lo más similares posible para que se puedan cocinar de forma uniforme. Pre-calentamos el horno a máximo y colocamos la placa con las porciones de calabaza, previamente con un chorrito generoso de aceite de oliva, salpimentamos y añadimos romero picado.
  • Lo dejamos en el horno durante 1 hora aproximadamente o hasta que estén las porciones tiernas, luego trituramos la calabaza con el queso, añadimos nuez moscada un toque y listo el relleno. Reservamos.

Ravioles Veganos

Vamos a intentar con un relleno similar al de espinaca, pero con algunas variantes más interesantes.

  • Ponemos sofreír una cebolla, un morrón rojo, una zanahoria triturada y una taza de espinaca o acelga bien picada. Cuando esté listo con sus verduras bien cocidas, salpimentamos y agregamos los condimentos que más nos gusten, reservamos.

Para el armado:

  • Para empezar, estiramos la masa bien fina hasta 1 mm aproximadamente. Lo ayudamos con un palo de amasar o una máquina para pastas si tenemos.
  • Sobre la mitad de la masa estirada, colocamos 1 cucharadita de relleno dejando espacio entre ellos. Humedecemos la superficie alrededor de cada montoncito y doblamos la mitad sobrante de masa colocándola sobre la parte con relleno.
  • Es importante que quede bien pegada masa con masa y que entre ellas no quede aire en el interior para que luego no se abran en la cocción.
  • Luego cortamos los ravioles dejando un borde en cada uno de ellos y los acomodamos sobre una superficie cubierta de harina.
  • Mientras tanto, ponemos una olla con suficiente agua con sal hasta que hierva.
  • Cuando hierva colocamos en ella los ravioles y los cocinamos por unos 3 a 5 minutos aproximadamente, preferentemente deben quedar al dente.
  • Finalmente cuando estén cocinados, colamos y servimos con la salsa que más nos guste.

Las mejores salsas para ravioles

  • Salsa pesto: Una salsa que siempre va perfecto con la mayoría de las pastas y obviamente es excelente para acompañar unos ricos ravioles.
  • Salsa bechamel: Nada mejor que usar una salsa neutra y tranquila como una bechamel, se prepara fácil y a partir de ahí podemos emplear mil variantes.
  • Salsa de tomate: Los ravioles de verdura o de pollo, habitualmente se acompañan con una sabrosa salsa de tomates.

Trucos y Consejos

  • Tengamos en cuenta que este tipo de pastas se pueden congelar perfectamente, ponemos los ravioles en una asadera o fuente plana con semolín o harina, dejando un espacio entre uno y otro y lo llevamos al freezer. Cuando lo tengamos congelados, los pasamos a bolsas individuales. 
  • Una recomendación es utilizar preferentemente semolín para separar los ravioles, ya que posee un grano más grande que la harina y además puede absorber mayor cantidad de humedad.

¡Recomendado!

¿Cómo hacer un buen tuco casero?

Tuco Casero Para poder realizar un buen tuco casero como lo hacían nuestras abuelas es ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *